LA HISTORIA DE MI VIDA

Tilgangslaus egómanía í þátíð um líf stúlku sem hefur frá litlu að segja.

19.6.05

No puedo, todavía no

Se acerca el fin, no el fin del mundo pero casi. Me voy a casa. Hay pocas cosas que me apetecen meros en este momento pero así es la vida. Hay que ver lo positivo de volver a casa, veré a todo el mundo, podré dormir en mi cama y saldré de este país macrosauna. Creo que me va a gustar el frío por primera vez. Lo peor de todo son las despedidas. La semana pasada nos despedimos del estadounidense Glenn, aka Sr. Hump, y fue el comienzo de un sentimiento horrible en mi tripa. Me di cuenta de que ya me iba. Lo de ayer fue aún peor. Tuve que despedirme de Hel y Lee, mis finlandesas favoritas, (otros lectores finlandeses de esta página = nadie, os quiero mucho también) y fue horrible. Como soy una vikinga fuerte, no lloré pero me sentí muy triste y casi grité al hombre que intentó hablar conmigo en el autobús (da igual, era un borracho antipático). Siempre me han gustado los cambios, pero ya no, quiero tener a mis amigos cerca...lo malo es que ahora están por todas partes. Mañana vamos a celebrar nuestro último examen (jo, debería estar estudiando en vez de escribir en mi blog) y despedirnos del resto de la gente. Va a ser una pesadilla. No voy a poder despedirme de Dani, Cla, Jordi....me entran ganas de llorar sólo pensando en ello....bahaaahha. ¿Adónde he ido la Alma fuerte que se reía en momentos de despedida?

|